Combatir la ansiedad frente al CORONAVIRUS

La ansiedad, el miedo y el estrés han tenido un gran impacto en la población de todos los continentes, regiones, países, ciudades y comunidades. Es necesario tener en cuenta cuánto pueden dañar estas emociones el cuerpo y especialmente el sistema inmunológico, el principal defensor contra las enfermedades.
La declaración de COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud como pandemia ha causado sentimientos muy fuertes en las personas.

El nuevo virus corona llamado COVID-19 se ha extendido por todo el mundo y todos los días surgen nuevos casos en los Estados Unidos y América Latina. Por supuesto, la gente está preocupada, asustada o muy preocupada. Las escuelas y universidades han cerrado temporalmente sus puertas. Las empresas han pedido a sus empleados que trabajen desde casa. Los objetos como desinfectantes, máscaras, toallas sanitarias se han vendido debido a la gran preocupación que existe.

Los expertos en comportamiento humano han enfatizado la necesidad de que las personas mantengan la calma en estas circunstancias para estar calmados. Por otro lado, un organismo que es suprimido por la ansiedad, la depresión y el estrés generalmente genera deficiencias en el sistema inmunitario.

Diferencia entre el estrés y la ansiedad

Diferencia entre el estrés y la ansiedad

¿Como se manifiesta el estrés?

Con los efectos de las medidas tomadas para evitar la propagación de COVID-19, muchas personas se han visto afectadas por el estrés. El estrés presenta reacciones fisiológicas que afectan la salud. El estrés, la ansiedad y la depresión son situaciones normales en el panorama de esta pandemia. Es una respuesta fisiológica normal a una situación que no es normal. Físicamente, puede causar un aumento de la adrenalina, acelerar el ritmo cardíaco, sudoración excesiva.

El estrés provoca situaciones negativas que afectan el cuerpo de las personas. Mentalmente, puede producir insomnio, causado por la cantidad de pensamientos que surgen en la mente. Estos síntomas pueden causar ansiedad y preocupación, pero es simplemente la respuesta natural del cuerpo humano a una advertencia externa. Pero el estrés constante, la ansiedad y la depresión pueden afectar el corazón, los vasos sanguíneos, el cerebro, los pulmones, los órganos digestivos, el sistema endocrino, el sistema inmunitario y los sistemas celulares. Se manifiestan por el aumento de la frecuencia cardíaca, la respiración, el apetito, la tensión muscular, el insomnio, entre otros. En general, afecta las hormonas endocrina, del sistema nervioso y de cortisol, la llamada hormona del estrés, además de la adrenalina.

Según estudios publicados por Experimental and Clinical Sciences, existe una estrecha relación entre el estrés, el sistema endocrino y las hormonas. Las hormonas más afectadas son la adrenalina y el cortisol. causando un alto aumento en estas hormonas para desarrollar un desequilibrio, que a su vez conduce a problemas cardiovasculares y otras enfermedades. Por lo tanto, es necesario ser paciente y tranquilo esta temporada. Estos son los efectos de la ansiedad y el estrés en varias hormonas y sistemas relacionados:

• Cortisol
La hormona cortisol se llama hormona del estrés, porque a niveles altos puede crear reacciones negativas en el cuerpo, lo que aumenta la glucosa en el torrente sanguíneo. Esta hormona se libera en el momento de tensión como este caso de COVID-19, de ansiedad, estrés y mucha presión. Esta es una hormona importante en la vida, por lo que es necesario mantenerla en el nivel correcto para que no produzca efectos adversos. Su función principal es responder al estrés ¿Qué significa esto? Cuando se enfrenta a una amenaza, los niveles de cortisol pueden aumentar para proporcionar energía y todo lo necesario para responder a los estímulos y eliminar el peligro, pero también desencadena efectos que afectan al cuerpo.

• Adrenalina
La adrenalina es una hormona que ayuda al cuerpo a mantenerse despierto. Le permite reaccionar rápidamente y actuar de manera proactiva. Esto es para sacar más provecho de todo lo que el cuerpo moviliza en acciones poderosas. Del mismo modo, la adrenalina libera muchos mecanismos nuevos en momentos de peligro o miedo, donde los pensamientos sobre una situación ocupan la mayor parte del tiempo.

En situaciones de ansiedad, ansiedad, estrés, la adrenalina aumenta y hace que aumente la frecuencia cardíaca, lo que aumenta la presión arterial. . También puede generar dolores de cabeza, fiebre, náuseas, temblores, insomnio.

• Sistema inmunológico
El sistema inmunitario se debilita cuando hay problemas de ansiedad y estrés. Todo esto significa que los nutrientes que el cuerpo necesita no se reciben, ni se les da la cantidad de glucosa necesaria para poder funcionar de manera efectiva. Todas las fuerzas de estos nutrientes se concentran en los sistemas endocrino y nervioso. Por lo tanto, las defensas comienzan a disminuir y el cuerpo siente que pierde energía. Es muy importante prestar atención a las señales que da el organismo para no deteriorarse en estos momentos de cuarentena.

• Sistema endocrino y nervioso
En situaciones de preocupación y estrés, se activan los sistemas endocrino y nervioso, lo que aumenta el consumo de energía cerebral y muscular debido a la necesidad urgente de aumentar la glucosa y los nutrientes esenciales. Estos son tiempos de cuarentena social y salud. Para muchas personas, estar dentro del hogar puede generar ansiedad, angustia, preocupación y malestar físico.

La ansiedad y estrés en momentos del coronavirus Covid-19

Las personas que experimentan miedo y estrés sienten que ha habido muchos cambios en sus vidas porque:

• Han cambiado sus patrones de sueño y tienen dificultad para dormir.
La preocupación por lo que sucederá y la gran superinformación que reciben de los medios de televisión, las redes sociales y la prensa escrita los mantienen despiertos en los momentos en que deberían estar durmiendo y viceversa. Todo esto hace que el ritmo circadiano se vea afectado y que el reloj biológico cambie gradualmente. Esto produce trastornos del sueño, causando cansancio y falta de energía al día siguiente.

• ¿Has cambiado tu dieta?
Quedarse en casa durante mucho tiempo y sentirse ansioso los lleva a no tener una buena dieta, sino una rutina continua de comer sin control o perder el apetito. Ambas situaciones pueden suceder en este caso. Todo esto los hace recurrir a comer alimentos ultraprocesados, bebidas azucaradas y otros tipos de alimentos que conducen al desarrollo de procesos inflamatorios, causando daños al sistema inmunológico y digestivo.

• Piensan que serán afectados por el virus.
La interrupción de las noticias por las redes sociales y los diferentes medios en todo momento relacionadas con el impacto del virus en todo el mundo, la cantidad de personas infectadas y el hecho de estar en casa por este motivo hace que las personas piensen que se verán afectadas de la misma manera. camino. Por lo tanto, absorben toda la información como una esponja y se obsesionan con las medidas a tomar. No solo eso, tienen una actitud de pesimismo ante el hecho, con la convicción de que el virus cubrirá a sus familiares y a ellos mismos.

¿Qué debe hacer para sentirse mejor y aliviar ese malestar?

• Sea selectivo con la información leída, escuchada, recibida
Estar saturado de información de las redes sociales, de personas que transmiten lo que obtienen sin ver las noticias, molesta a cualquiera que las reciba. Es preferible elegir información de fuentes confiables y verificadas, como la Organización Mundial de la Salud, autoridades autorizadas, así como fuentes de información serias y responsables.
La necesidad de estar informado, de buscar información para actualizar es completamente comprensible, pero muchas veces leer historias “amarillentas” puede afectar la salud mental del receptor. Si las redes sociales o las noticias sensacionales aumentan la ansiedad, debes evitar leerlas.

Cuando se trata de llamadas relacionadas con COVID-19 y el coronavirus en general, estas llamadas a menudo causan más ansiedad o lo agravan. Entonces es preferible elegir noticias y mensajes que sean importantes, lo que reduce el exceso de información que solo perturba a la persona en su sensibilidad.

• Realizar ejercicios de respiración, estiramiento y relajación.
Los ejercicios de respiración se pueden hacer a diario. La intención es fortalecer los órganos respiratorios, bronquios, pulmones. Al mismo tiempo, es importante hacer ejercicios de estiramiento y relajación, que fortalecen todo el cuerpo y los músculos.
Por otro lado, se atrae una breve atención a las noticias y comentarios en las redes sociales en relación con la pandemia.

Rutina de ejercicios para el dolor de espalda

Rutina de ejercicios para el dolor de espalda

• Dormir con un sueño reparador.
Incluso cuando cuesta, es importante dormir en el momento adecuado, mantener la calma y ajustar la habitación. Esto significa que no tiene dispositivos electrónicos o televisores cerca que alteren el estado de ánimo durante el sueño. Dormir ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, así como a aumentar la energía y poner más esfuerzo en realizar las tareas diarias al día siguiente.

Dormir bien también le permite tomar mejores decisiones al no sentirse abrumado. Del mismo modo, tienen la mayor paciencia para enfrentar y resistir todas las situaciones estresantes que surgen durante el día. Por lo tanto, un sueño reparador hace que una persona sea menos propensa a experimentar síntomas de ansiedad y estrés.

• Tener una buena dieta.
Comer bien con los nutrientes necesarios que su cuerpo necesita es esencial para decir que tiene una buena dieta. Del mismo modo, evite alimentos ultraprocesados, azúcares refinados y carbohidratos simples que solo conducen a procesos inflamatorios que afectan negativamente al cuerpo. Es una forma de ayudar al cuerpo a recuperarse, por supuesto, ayuda mucho en la buena salud mental.

8 desayunos saludables, nutritivos y fáciles de hacer en casa

• Mantener una actitud positiva incluso ante la adversidad.
Hablar con otros ayuda a aliviar el miedo, la ansiedad y el estrés. Por supuesto, si esta conversación se lleva a cabo con optimismo y mantiene la confianza de que las cosas van a estar bien. Las redes sociales facilitan la comunicación con seres queridos, familiares y amigos. Es una forma de no aislarse y mantenerse en contacto con el mundo exterior.

Los expertos en comportamiento humano confirman que cómo se siente una persona dependerá de la perspectiva que tenga para cada situación. Cuando se trata de la pandemia de COVID-19, también puede tener una perspectiva diferente. Puede centrarse en el hecho de que la coexistencia necesaria con la familia puede permitir manejar aspectos de relación y enfoque, con un espíritu de solidaridad y compasión. Por otro lado, ser continuo dentro del hogar puede verse como una contribución significativa a la sociedad al contribuir a la propagación del virus.

Según los expertos, ayuda a reducir el miedo, la ansiedad y el estrés al expresar lo que siente de una manera amable, desarrollando la autoconfianza y la calma.

• Hacer actividades refrescantes
Leer y hacer juegos de ejercicios, rompecabezas, sudoku ayuda mucho a despejar la mente. También ayudan a minimizar la ansiedad y la ansiedad. Del mismo modo, limpiar el jardín, especialmente en las horas de la mañana, cuando puede obtener una buena dosis de vitamina D. Una buena manera de entretenerse es dar un paseo por la mañana, tomar las precauciones necesarias, ayuda a reducir los niveles de ansiedad. y sintiéndome un poco más animado.

• Pida ayuda especializada si se siente emocionalmente.
En estos casos, es recomendable tener teléfonos para el personal especializado en comportamiento humano que pueda ayudar a la persona a sentirse más tranquila en la situación actual. La gente está preocupada por lo que podría suceder. Esto se debe a que no han enfrentado una pandemia antes. Por esta razón, es saludable pedir ayuda especializada para estar más tranquilo y en paz.

Otras técnicas que también funcionan son:

Ejercicios de yoga y meditación

Técnica budista mándala

Tomar infusiones de valeriana

¿Por qué se recomienda aprender algunas técnicas de relajación?

Estas técnicas de relajación con ejercicios ayudan a reducir la tensión física y psicológica, así como la ansiedad y el estrés. Dos de estos ayudarán.

La caja respira

La respiración en caja es una técnica muy útil para relajarse. Se llama así porque es un ejercicio en el que se visualiza una caja con cuatro lados iguales. Todo esto mientras se realiza el ejercicio. Es un ejercicio para lidiar con la ansiedad y el estrés. Es muy simple.
¿Cómo hago eso?

  • Inhale por la nariz y haga un número mental de 1,2,3 y 4, contenga la respiración
  • Aguanta el aire
  • Comienza a exhalar mentalmente con 1, 2, 3 y 4 hasta que liberes el aire.
  • Repita el procedimiento dos veces más.

Mirar imágenes para combatir el estrés o la ansiedad

Los expertos en comportamiento humano sostienen que visualizar entornos tranquilos ayuda a controlar la ansiedad y el estrés. De esta manera, a través de los pensamientos, crean una sensación de relajación. Este sentimiento ayuda a mantener la calma y a estar más calmado. Especialmente en estos momentos donde muchas personas se sienten ansiosas por la situación con COVID-19.
Este ejercicio se puede hacer con la ayuda de alguien que le dé las instrucciones y los pasos a seguir.
Como hacerlo
Contada por el narrador
Encuentre un espacio tranquilo donde haya pocas distracciones (TV, teléfono, radio, etc.).

Paisaje de la Playa Riviera Maya

Paisaje de la playa rivera maya

  • Siéntate cómodamente en una silla o en el suelo.
  • Visualice un entorno agradable (puede ser una playa, una montaña u otro lugar agradable)
  • Responde las siguientes preguntas:
  1. Mira lo que ves
  2. ¿Oyes lo que oyes?
  3. ¿Hueles, qué hueles?
  4. ¿Cómo sabe o sabe?
  5. ¿Que sabes?
  • Tome respiraciones que inhalen y exhalen aire para mantenerse enfocado en la visualización que se realiza.
  • Piensa en las imágenes positivas de la visualización.
  • Hazlo por unos 10 minutos.

Finalmente, algunas recomendaciones importantes de la OMS.

Recomendaciones importantes de la OMS

Estas son las recomendaciones básicas de la Organización Mundial de la Salud en tiempos de pandemia.

  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o un desinfectante a base de alcohol durante aproximadamente 20 segundos.
  • Evite tocarse los ojos, la boca, la nariz y la cara.
  • Cubra su boca y nariz con una mascarilla o pañuelo desechable. Esto se debe a que el virus se propaga a través de las gotas.
  • Permanecer en la casa

Concluyendo
La ansiedad y el estrés son reacciones que pueden ser normales en tiempos de incertidumbre. Existe una gran preocupación por la salud personal, familiar y de los seres queridos en todo el mundo. Por otro lado, preocuparse por las finanzas puede generar ansiedad y estrés. Esto puede hacerlo sentir peor por no tener una respuesta inmediata.

El control de las emociones y la salud mental es extremadamente esencial en estas circunstancias. Lleva tiempo realizar actividades gratificantes que ayuden a calmar la ansiedad y el estrés.

Añadir Comentario