Kiwi: 6 cosas que debes saber sobre la fruta más saludable del invierno

Kiwi: 6 cosas que debes saber sobre la fruta más saludable del invierno

¿Es el kiwi un cítrico?

Mucha gente considera el kiwi un cítrico, como los limones y las naranjas, pero no es así. El kiwi es un fruto carnoso (baya) que crece en la planta del kiwi, una particular liana trepadora originaria de China, donde todavía crece de forma silvestre.

Esta fruta típica de invierno tiene un origen muy antiguo: el kiwi se cultiva en China desde hace casi 700 años: en aquella época, el kiwi se consideraba un auténtico manjar, que sólo se encontraba en las mesas de la nobleza.

Hoy en día, estamos acostumbrados a considerar el kiwi como una de las frutas más saludables, y no por casualidad: rico en vitaminas (sobre todo en vitamina C), minerales, potasio y fibra, es un verdadero tesoro de bienestar lleno de propiedades y beneficios nutricionales, apto también para niños y embarazadas. Pero, ¿cuál es exactamente el origen y la historia de los kiwis?

El origen de los kiwis: cultivo, producción, historia

El kiwi siempre ha sido muy útil para nuestro cuerpo y nuestra salud. El origen de la planta del kiwi, conocida en botánica como Actinidia chinensis (esta información puede ser útil si no conoce el nombre del árbol del kiwi), es chino: a lo largo del río Yang-Tze crece desde hace años la liana trepadora que produce los kiwis, al parecer desde el año 1200 antes de Cristo.

Fruta noble, destinada a ser servida sólo en las mesas de los acomodados, el kiwi -que los chinos llamaban Mihoutao- llegó a Europa a finales del siglo XIX y pronto fue conocido como una fruta vitamínica de sabor inusual, dulce y refrescante.

Pero el kiwi, tal como lo conocemos, debe su nombre y su difusión a Nueva Zelanda: en 1904, un erudito apasionado por la botánica se trajo de un viaje a China lo que aparentemente era sólo una planta ornamental.

Sus semillas dieron lugar, con el tiempo, al nacimiento de una variedad particular de plantas de kiwi que producía una fruta de forma ovalada, más grande, más fácil de almacenar y con un sabor menos agrio.

En pocos años el cultivo de estos tipos de kiwi se multiplicó, alcanzando un gran éxito, hasta que se exportó a Estados Unidos, donde se convirtió en “kiwi”, un nombre creativo para rendir homenaje a Nueva Zelanda, donde el kiwi, pensado como una especie de ave (animal), es un símbolo nacional.

En los años 70 y 80, la producción de kiwis comenzó a extenderse ampliamente también en Europa.

¿Cuándo se cosechan los kiwis?

La planta del kiwi necesita mucha agua para crecer, pero tolera tanto las altas temperaturas del verano como las heladas severas, excepto las de primavera, cuando los brotes están emergiendo.

En general, podríamos decir que la mejor manera de cultivar kiwis es exponer la planta/árbol a temperaturas suaves, evitando la exposición a vientos helados o al sol abrasador, que reseca las hojas. El kiwi se cosecha entre septiembre y octubre y se vende durante los meses de invierno en un periodo que va de noviembre a abril.

¿Qué aspecto tiene el kiwi?

El kiwi es un fruto alargado, caracterizado por una piel áspera y peluda de color marrón, con una pulpa verde con tonos más claros -que tienden al amarillo claro-, en cuya parte central hay un eje blanco y duro y muchas semillas -muy pequeñas- negras. El color de la pulpa puede cambiar en función de la variedad de kiwi: hay, en efecto, kiwi amarillo, kiwi verde y kiwi rojo, entre los cultivares de kiwi más famosos.

Variedades de kiwi: la diferencia entre el kiwi verde y el amarillo

Existen varios tipos de kiwi, los más comunes son los conocidos comúnmente como kiwi amarillo (también conocido como kiwi SunGold) y kiwi verde, pero también existe un cultivar de kiwi rojo. Aunque los tres cultivares son similares desde el punto de vista organoléptico, algunas características hacen más evidentes las diferencias entre el kiwi amarillo y el kiwi verde. Pero, ¿cuáles son las variedades más conocidas de kiwi?

  • El kiwi de pulpa amarilla es mucho más dulce que el kiwi verde, que tiende a ser ácido, y se diferencia de las variedades comunes de kiwi en que tiene una piel completamente lisa y “sin pelos”. Por su agradable sabor, es una fruta ideal para los niños y especialmente querida por todos;
  • el kiwi rojo (o kiwi de pulpa roja) destaca por su característica pulpa teñida de rojo y, sobre todo, por su sabor dulce, característica que lo ha convertido en el favorito de las cocinas de chefs y pasteleros;
  • En Europa, la variedad de Kiwi di Latina IGP es especialmente apreciada: a pesar de su antiquísima historia, el kiwi no se extendió hasta hace 50-60 años, estableciéndose en términos de cultivo y producción principalmente en regiones con un clima suave y condiciones meteorológicas favorables. Es el caso del kiwi Latina, el orgullo de los cultivares del Lacio, que sólo hace 14 años obtuvo la marca de Indicación Geográfica Protegida. El kiwi Latina IGP tiene un particular sabor dulce-ácido, un peso considerable (unos 90 gramos) y es una de las frutas más ricas en vitamina C. ¡Pruébalo para creerlo!
  • El famoso kiwi verde, menos rico en vitamina C y sales minerales, se considera una de las frutas más beneficiosas para la salud. Veamos juntos por qué.

Beneficios, propiedades y valores nutricionales del kiwi

Lo que hace único al kiwi es la presencia en cantidades considerables de vitamina C en su interior: comer un kiwi al día es bueno para usted podría resultar una buena forma de proteger el sistema inmunológico y de reforzar el efecto del colágeno en el cuerpo, aportando beneficios tanto a los vasos sanguíneos como a la piel, los músculos y los huesos.

Teniendo esto en cuenta, puede ver por qué la vitamina C es útil y esencial para la salud de todos. Entre otros beneficios del kiwi, esta fruta es rica en potasio (por lo que es la fruta ideal para los deportistas). Además de contener cantidades muy elevadas de vitamina C (85 mg por cada 100 gramos), el kiwi está compuesto por:

  • vitamina E
  • potasio
  • hierro
  • fibra

Entre otros beneficios de los kiwis, cabe destacar su bajísimo contenido en hidratos de carbono, lo que los hace ideales para quienes padecen diabetes. A pesar de su sabor azucarado, que podría parecer que los kiwis no son aptos para las dietas, esta fruta es en realidad ligeramente más calórica que las manzanas, pero sigue siendo perfecta para un tentempié saludable, fresco y sin calorías.

Su alto contenido en fibra dietética tiene un efecto laxante (para conseguirlo, hay que comer 2 kiwis al día durante al menos una semana), regulando la actividad intestinal. También por esta razón, el kiwi es una de las frutas ideales para incluir en el menú si no se sabe qué comer con la gastritis.

Entre las contraindicaciones, sin embargo, el kiwi puede desencadenar reacciones alérgicas debido a su contenido en actinidina o actinidina, una enzima particular que sólo se encuentra en el kiwi y que es capaz de provocar ardor y alergias: el kiwi, en algunas personas y en casos particulares, puede provocar irritación en la boca o, más generalmente, ardor en la garganta.

¿Cuántos kiwis puedes comer al día?

Estudios científicos recientes han demostrado que comer dos kiwis al día es una buena forma de regular la actividad intestinal, manteniendo estables los niveles de azúcar en sangre.

Además de los beneficios ya enumerados, esta fruta es capaz de mejorar la digestión de las proteínas y combatir los daños en la piel, también gracias a sus propiedades antioxidantes. Por este motivo, en el mercado se pueden encontrar muchas cremas para la piel del rostro a base de kiwi: ¿las has probado alguna vez?

Calorías del kiwi

Desde el punto de vista calórico, los kiwis no engordan porque sólo tienen 44 calorías por cada 100 gramos, pero ¿cuánto pesa un kiwi? Excluyendo la parte no comestible (la cáscara, el interior blanco) un kiwi pesa unos 70-80 gramos en total.

Índice glucémico: el kiwi y la diabetes

El kiwi está considerado en la lista de frutas con bajo índice glucémico: el bajo contenido en hidratos de carbono hace del kiwi una fruta capaz de mantener la glucosa en sangre bajo control, favoreciendo la saciedad sin alimentar la sensación de hambre durante el día.

Por ello, podemos decir con certeza que el kiwi -fuente de fibra y carbohidratos buenos, al igual que las verduras y las legumbres- es una fruta ideal para quienes padecen diabetes, ya que puede ser digerida y absorbida lentamente sin alterar los niveles de glucosa (y, por tanto, el índice glucémico) en la sangre.

Recetas con kiwi: desde aperitivos hasta postres y batidos

Comer kiwis es bueno, no nos cabe duda: pero ¿cómo podemos combinarlos en la cocina? Hay un montón de recetas con kiwi para satisfacer a los amantes de lo salado y lo dulce, incluyendo batidos y smoothies saludables, perfectos para un descanso durante los días de estudio y trabajo.

Son famosas las tartas de kiwi y los batidos con kiwi, manzana y arándanos o -para los que les gusta ser atrevidos y experimentar con sabores nuevos e inusuales- el risotto con kiwi y prosecco. Aquí tienes una receta para mostrarte cómo hacer un batido con kiwi y manzana.

Batido de kiwi

Ingredientes:

  • 2 kiwis cortados en trozos pequeños
  • 2 manzanas, limpias y cortadas en dados
  • Zumo de lima (necesitará media lima)
  • 3 dl de leche
  • hielo
  • miel

Una vez preparada la fruta, coloca todos los ingredientes en la licuadora (alternativamente, puede utilizar un recipiente y una licuadora de inmersión), continúa licuando hasta que tenga un jugo suave.

Más información sobre el kiwi la podrás encontrar aquí:

Fuente:https://beneficiosdelasfrutas.com/

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

rsseitorbeneficiosdelasfrutascom blog

RELACCIONADO CON Kiwi: 6 cosas que debes saber sobre la fruta más saludable del invierno