Lo que no sabía sobre la salvia

Aunque es una planta bastante común en Europa, la salvia ha logrado expandir su popularidad a muchas partes del mundo en donde hoy existen variedades de ella. Caracterizada por sus flores violetas, este pequeño arbusto es empleado en el tratamiento de diversas dolencias, con el plus de cultivarse en casa para ornamentar el jardín. ¿Quiere saber más respecto a ella? no dude en acompañarnos hasta el final.

Bondades de la salvia:

Empecemos por sus ventajas como aliada de la mujer atenuando los efectos de la menopausia, de ahí lo recomendable de utilizarle para reemplazar a los estrógenos sintéticos – tan perjudiciales para la salud – en tratamientos hormonales. Peso eso no es todo, además su infusión es excelente calmante de los problemas menstruales, puesto que cuenta con una potente actividad estrogénica dentro de su aceite natural.

A nivel del aparato digestivo, su acción colerética le confiere la particularidad de actuar a favor de la disminución de las flatulencias, aliviando además los dolores propios de la gastritis. Por otra parte, es una especie vulneraria, es decir, trabaja como astringente natural cicatrizando úlceras y llagas de forma interna, mientras que bajo presentación de enjuague bucal, propicia la curación de gingivitis o faringitis.

¿Asombrado? Todavía queda más, ya que es ideal para:

  • Pacientes con diabetes, gracias a que puede ser un buen hipoglucemiante.
  • Aliviar la sudoración excesiva; la acción antisudorífica de su aceite esencial logra frenar las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas, adicional a la facultad de controlar las secreciones salivares y lácteas.
  • Quienes padecen de infecciones urinarias o cistitis, debido a su capacidad diurética.

Los que padecen de halitosis, bastará con frotar sus dientes con las hojas frescas para blanquearlos y refrescar el aliento.

Lee también:

Como hacer infusión de salvia para obtener un vientre totalmente plano

 

Si te gusto el vídeo Suscribete a nuestro canal de Salud y Bienestar: PINCHA AQUÍ

¿Cómo aprovechar sus bondades?

Todo dependerá de la dolencia o enfermedad que quiera tratar; suponiendo que sea para uso interno – es decir, a nivel ginecológico, endocrino – o para aprovechar sus propiedades a favor del sistema digestivo, urinario o nervioso, será necesario su ingesta en forma de infusión. La preparación es simple; mezcle 4 gramos de sus flores maceradas en una taza de agua caliente, deje reposar 5 minutos y tome tibio.

Ahora si lo que desea es un remedio natural para llagas, quemaduras, úlceras y edemas, el cataplasma de salvia es la opción, con ello aprovechará al máximo sus propiedades astringentes y antisépticas. Cabe destacar que puede conseguirse en otras presentaciones, entre ellas, extractos o aceite esencial.

¿Qué tan difícil es cultivar la salvia?

Otra de las ventajas de la salvia es que al ser un arbusto relativamente pequeño – alcanza cerca de 70 cm de alto – puede ser plantado en huertos, jardines y hasta una buena maceta. Sin embargo, su desarrollo demanda riego constante y mucha luz solar. El hecho de ser tan ornamental, le hace perfecta para cubrir canteros o bordes de las piletas en las que se siembre – de preferencia en primavera – a través de sus semillas, aunque bien es posible hacerlo en el otoño solo que por esquejes.

Contraindicaciones:

Su pequeña capacidad abortiva, hacen inapropiado el consumo de la planta en mujeres embarazadas – aunque en el último mes de gestación, puede contribuir a sobrellevar un mejor parto – asimismo en aquellas en etapa de lactancia y en pacientes con insuficiencia renal e inestabilidad neurovegetativa; la razón de que se prohíba en esos últimos casos radica en sus altas cantidades de thuyona, toxina capaz de inducir convulsiones.

Os aconsejamos leer estos artículos también:

Añadir Comentario