Conoce los síntomas y tratamiento de la infección estomacal

Una infección estomacal puede aparecer en cualquier momento de nuestras vidas, y aunque tengamos buenas defensas, durante algunos tiempos o periodos húmedos, donde la proliferación de algunos virus y bacterias aumenta, entonces es posible que adquiramos alguna infección.

Se considera que el tubo digestivo se haya externo a nuestro cuerpo, es decir, que lo que entra por nuestra boca, nunca va a tener contacto con nuestro sistema circulatorio ni ninguna otra parte de nuestro interior.

Pero a veces todas las barreras no son suficientes y podemos adquirir una infección estomacal.

Conoce los síntomas y tratamiento de la infección estomacal

Conoce los síntomas y tratamiento de la infección estomacal

Barreras de protección

Todo el tubo digestivo se haya cubierto por un epitelio bastante grueso que evita que los microorganismos pasen a nuestro torrente sanguíneo. Además de eso, antes de llegar al lugar donde se realiza la absorción de los nutrientes, los alimentos tienen que pasar por el estómago.

Y es en el estómago donde mueren todos los microorganismos que son malos para nuestra salud, esto debido a la acidez tan grande que posee el jugo gástrico. Sólo algunas bacterias y parásitos son capaces de resistir este grado de acidez, como es el caso del E. Coli o el H. Pylori.

Cuando consumimos alimentos o agua contaminados, en ocasiones el sistema trata de combatir a las bacterias que no mueren por acción del HCl del estómago. Pero como lo mencionamos ya, a veces nuestro sistema no está lo suficientemente fuerte, y se produce una infección.

Síntomas de la infección estomacal

Uno de los síntomas determinantes de que tenemos alguna infección estomacal es la pérdida del apetito. Esto es básicamente porque nuestro cuerpo está intentando combatir la infección allí dentro, por lo que evita a toda costa que se haga más fuerte.

Además de que trata en lo posible de expulsar todo el mayor contenido posible, es por esto que se produce la diarrea y en algunos casos bastante severos, el vómito. Estos síntomas vienen acompañados de dolores en el vientre, fiebre y cansancio físico en la mayoría de los casos.

necesidad de eliminar los chinches de la cama

síntomas de la infección estomacal

Precauciones cuando se tiene una infección estomacal

Cuando sospechamos de una infección estomacal, evidentemente por el dolor de estómago y por la cantidad de evacuaciones que tenemos al día, es muy importante que cuidemos los síntomas pues, en los peores casos podría costarnos la vida.

Esto es de vital importancia conocerlo sobre todo en los niños, pues, estos son los más propensos a padecer deshidrataciones de forma más rápida que los adultos.

Sabemos que el agua se absorbe en el intestino grueso. Pero al cuerpo expulsar todo lo que intenta entrar al sistema digestivo, no da el suficiente tiempo para absorber el agua, aunado al hecho de que también se está deshaciendo de esta cuando vomitamos o sudamos luego de una fiebre.

Si las personas no están lo suficientemente hidratadas, los síntomas solo empeorarán, así que si notas que tienes estos síntomas durante más de un día y no ves que mejoran, es importante acudir inmediatamente al médico.

Ya que, aunque no nos demos cuenta, se está perdiendo constantemente agua que si no se repone, las consecuencias son devastadoras.

Tratamientos a nivel del hogar

Si la infección no es muy fuerte, es muy común poder tratarla de manera casera, pues, en teoría el organismo tendrá la capacidad de combatirla, así que básicamente debemos cuidar lo que ya se habló: la deshidratación.

Los tratamientos más comunes incluyen muchos líquidos, como un té de manzanilla que además de reponer líquidos, sirve para desinflamar y combatir la infección.

manzanilla para la garganta

manzanilla para la infección estomacal

Durante este tiempo, es necesario que se eviten a toda costa los azucares procesados, incluyendo los edulcorantes, las harinas y los lácteos, siendo muy buenas opciones las sopas.

Es importante tomar mucha agua mineral, me manera que devuelva el agua y los electrolitos perdidos.

Otros artículos de gran interés leerlos:

Añadir Comentario